Héroes (X): La Roja

16 julio 2010

Con un poco de retraso debido a las vacaciones, aquí está mi “homenajito” a los Campeones del Mundo de Fútbol… que bien suena, ¿verdad?. ¡A disfrutarlo!

 


Héroes (IX): Derek Redmond

23 diciembre 2009

El siguiente video es uno de esos que te mueven desde dentro. Alguien me lo pasó por el Tuenti y pensé que le iría como anillo al dedo a esta sección.

Se trata de lo que pasó en las Olimpiadas de Barcelona 92. La histora de Derek Redmond, un atleta que entrenó para estar en ese lugar en ese momento pero que una inoportuna lesión le impidió cumplir su objetivo. Eso sí, se propuso terminar lo que empezó… siempre con la ayuda de su padre.


Héroes (VIII): Joe Frazier

4 noviembre 2009

Hace unos meses vi el documental “Thriller en Manila” en Canal Plus y me di cuenta que también el deporte, pese a lo que digan, tiene mucho de injusto.

“Thriller en Manilla” es el nombre que se le dio a uno de los combates más importantes del boxeo, en el cual Muhammad Ali y Joe Frazier lucharon por el campeonato de los pesos pesados.

Recapitulemos un poco. Muhammad Ali ya era ese boxeador que sorprendía al mundo cuando decidió ingresar en Nation of Islam y dos años mas tarde, se negó a servir en Vietnam. Siendo el campeón, se le arrebató el título y la licencia para luchar. Ese título quedó vacante y muchos púgiles aspiraron a él. Finalmente Joe Frazier se coronó como campeón. Pero claro, de cara al gran público Frazier sólo era un boxeador que había llegado a la cima única y exclusivamente porque Alí había sido desposeído del título, por lo que no fue un campeón muy popular. Ali pasó un par de años “en la nevera” sin luchar, incluso llegó a tener problemas para llegar a fin de mes. Frazier entonces era su amigo y le llegó a prestar ayuda económica para salir del bache.

Si conoces un poco la historia de Ali seguramente sabrás que además de un boxeador excepcional, era un auténtico bocazas. No tardó en comenzar su particular guerra contra Frazier, atacándole personalmente por llevar un título que realmente no merecía. Lejos de acobardarse, Frazier de inmediato quiso enfrentarse a Ali en cuanto le fuese devuelta la licencia. Incluso se pronunció a favor de ello, en un intento por reivindicarse de cara al público. Todo ello nos lleva al combate celebrado en Manila. Un combate por el título en el cual Ali llegaba con un “48-2” (50 victorias en su carrera, 0 derrotas. 42 de sus victorias por KO, ojo!) y Frazier iba a defender su cinturón con un “32-2 ” (27 de sus victorias por KO). Es decir, todos los números para ser todo un acontecimiento deportivo.

Pero Ali se empeñó en que aquello fuese “algo más”. Ali empezó una campaña de acoso y derribo al campeón que a mi, sinceramente, me dio vergüenza ajena cuando vi este documental.  Yo tenía una imagen diferente de Ali, una imagen de un gran boxeador, aquél que “flotaba como una mariposa, picaba como una avispa”. Creía que era un tio simpatico, en definitiva. Nada más lejos de la realidad. Su comportamiento antes del enfrentamiento con Frazier fue vergonzoso. No paraba de gritar que “iba a matar a aquél gorila en Manila”, a pavonearse delante de la prensa diciendo que su rival no era nada inteligente. Se presentaba en los entrenamientos de su rival para insultarle, incluso en los alrededores de su hotel para molestar a Joe y su familia. Frazier también se tomó el combate como algo personal: Ante tanta provocación de vez en cuando perdía los estribos, pero se centró en entrenar. Respondería sobre el ring. Ali también entrenaba, creando un show en cada ocasión. Se paseaba con su amante delante de las cámaras, iba a recepciones…

Y llegó la noche del combate. EL COMBATE.

Todos creían que Frazier caería en uno de los primeros Rounds… Pero Frazier nunca cayó. Ali golpeó a Frazier de todas las formas posibles, directos, ganchos… Frazier aguantaba todos los picotazos de Ali, y de vez en cuando devolvía auténticos martillazos con su gancho de izquierda. Hay que recordar que el combate era en Manila, con una humedad a tener en cuenta que hacia que ya en el primer Round los dos estuvieses sudando la gota gorda. Pero Ali le puso talento y Frazier, corazón. Cuando Ali comenzo a flaquear debido al cansancio, llegó el turno de Frazier, que empezó a golpear el maltrecho cuerpo de Muhammad a base de ganchos, dominando los rounds intermedios.

En el round 11, Ali logró “volver a bailar” y empezó a conectar una serie de combinaciones que alcanzaron en el rostro de Frazier. Uno de esos golpes le produjo un corte que a posteriori le formó un hinchazón, dejándole con una visión reducida. Lo que no se supo en ese momento, es que Frazier llevaba años peleando medio ciego: Tiempo atrás, recibió un golpe en un entrenamiento con el que perdió la visión en uno de sus ojos, algo que sólo sabian el boxeador y su entrenador Eddie Futch. Y Ali le había golpeado en el ojo sano, por lo que Frazier sólo veía a traves de una diminuta rendija que le permitía la hinchazón. En el round 12, Ali volvió a dominar: Frazier no veía todo lo que le venía por la izquierda, así que estaba expuesto a la mano derecha de Ali. De hecho, se ve en el video (4:18) que Frazier ni ve llegar el derechazo que le conecta Ali, y su protector bucal acaba despedido hacia el público. Pero pese a todo, Frazier no cae.

Eddie Futch sabiendo de la ceguera de su pupilo, estaba dispuesto a parar el combate. Pero Joe se negó y le pidió que le dejara pelear un combate más. Así que el round 14 comenzó con un Joe ciego y un Ali extremadamente cansado y con el cuerpo destrozado por los golpes de Frazier. Ali pudo conectar unos golpes, y Frazier acabó el round noqueado… pero en pie.

Los dos se van a sus esquinas. Futch decide arrojar la toalla. En el video se ve como Frazier le dice que no (8:25), pero su entrenador ve peligrar su salud y habla con el árbitro, dando por acabado el combate. Lo que hace Ali no es un gesto de celebrar la victoria, sino casi un gesto de alivio porque aquello había acabado. “Fue lo más cercano a la muerte que he conocido”, llegó a decir.

Tiempo más tarde se supo que si el entrenador hubiese dejado salir a Frazier al ring, Ali se hubiese quedado en su esquina, incapaz de ponerse en pie. De hecho, Ali llegó a arrepentirse de todo lo que le hizo a Frazier, de sus ataques verbales. Llegó a decir que si alguna vez había una guerra santa, él queria a su lado a Joe Frazier.

Y por eso comencé la entrada con eso de que también el deporte, como la vida, suele ser injusto. Ali siempre disfrutó de la fama, reconocimiento, dinero. Joe Frazier duerme en una pequeña oficina situada en el gimnasio donde sigue entrenando a boxeadores junto a uno de sus hijos. Su único reconocimiento pasados tantos años ha sido ese genial documental.

Por eso, me pareció adecuado hablar un poco de él. Del gran Joseph Frazier alias Smokin’ Joe.


Héroes (VI): C. D. Tenerife

9 octubre 2009

El fútbol me gusta… pero no soy de esos que ven cualquier partido que ponen por la tele. Normalmente me aburro cuando los equipos que juegan no tienen nada que ver conmigo.
Sólo soy capaz de ver completos los partidos del Club Deportivo Tenerife, “mi Tete”.

Y por esa razón hace algunas semanas hice un video, que para mi sorpresa, ha sido el que mejor ha funcionado en youtube de todos los que he hecho según el número de reproducciones.

En el video salen jugadores históricos del Tete, desde Rommel Fernandez a Nino… Dejo el listado:

Hugo “Huguito” Morales, Chano, Makaay, Dertycia, Quique Estebaranz, Felipe, Juanele, Rommel Fernandez, Manolo Martinez, Toño, Dani Kome, Antonio Mata, Meho Kodro, Edu Moya, Pinilla, Martin Posse, Alfaro, Angel, Nino, Aguilera, Ezequiel Castillo, Marioni, Chemo Del Solar, De La Torre, Slovak, Pizzi, Simutenkov, Redondo, Iriome, Valdano, Heynckes, Benitez, Ojeda, Manolo, Jokanovic, Pier, Alexis, Sergio Aragoneses, Federico “Colorado” Lussenhoff, y más…


Héroes (V): Selección Española de Baloncesto 09

22 septiembre 2009

Si en el deporte español hay héroes, sin duda son ellos. La generación de oro del basket:

con: Pau Gasol, Rudy Fernandez, Ricky Rubio, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes, Raul Lopez, Marc Gasol, Alex Mumbrú, Jorge Garbajosa, Victor Claver, Carlos Cabezas, Sergio Llull. Sergio Scariolo como entrenador.

Sip, cada vez hago las ediciones de video más rápido… ¡cuestión de practica! 😀


Héroes (IV): Eli Manning, el hermanísimo

5 junio 2009

En el deporte, ser un “hermanísimo” es un arma de doble filo. Tiene una parte positiva que consiste es que se te abren muchas puertas. Los ojeadores se fijan más, tu cara le suena al público… estás dentro del negocio. Pero lo negativo es que siempre te van a comparar con tu hermano o familiar directo. Brian Laudrup, Jordi Cruyff, Marc Gasol, Ronald de Boer o Serena Williams son ejemplos de depostistas que siempre han vivido con la presión de ser comparados con grandes deportistas de su propia familia.

A Eli Manning le ocurría algo igual.

Eli es el hermano menor de Peyton Manning, la gran estrella de los Indianapolis Colts, poseedor de todo tipo de records individuales en la NFL. Líder indiscutible de su equipo desde su debut en 1998, cuando fue proclamado quarterback novato del año. Alcanzó la cima de su carrera en febrero de 2007, cuando se hizo con la Super Bowl, premio MVP de la final incluido.

A ésto se enfrentaba el bueno de Eli Manning cuando decidió seguir los pasos de su hermano mayor en la NFL. No habia partido que jugase con sus New York Giants en el que no se le comparase con Peyton.

Pero llegó la temporada 2007-2008, y los Giants con Eli a la cabeza llegaron a la final. Su rival, Tom Brady al frente de unos New England Patriots que buscaban completar la temporada perfecta, con todos sus partidos ganados: Liga regular y eliminatorias. Sólo les quedaba ganar la final para completar un histórico 19-0.

¿Que les falló? Nada. Sólo que un inspiradísimo Eli Manning se graduó con honores.

Manning se zafa de todos los rivales que intentan robarle el balón para lanzar un pase que deja a su equipo listo para, en la siguiente jugada, anotar un Touchdown que les aseguraba la remontada, la victoria y la Super Bowl

Se estropeaba así la temporada perfecta de Brady y sus Patriots. Sólo perdieron este partido en la temporada. En el último cuarto, a 34 segundos del final del partido.

Y desde entonces Eli Manning dejó de ser “el hermano”.


Héroes (III): Chris Paul, el buen nieto.

15 abril 2009

Chris Paul

El juego de Paul comenzó a florecer en su año junior, después de que C.J. se marchara a la Universidad de Hampton. Creció más de 10 centímetros (acercándose al 1.83 que mide en la actualidad) pero sin perder un ápice de su velocidad. Sus promedios aumentaron hasta los 25 puntos, 5.3 asistencias y 4.4 robos. Lideró a West Forsyth a un record de 26-4 record y a las semifinales del Campeonato estatal 4-A. Paul se llevó el Jugador del Año en Central Piedmont. Paul llamó la atención de entrenadores en la universidad, pero su mente estaba puesta en Wake Forest. Con los Demon Deacons se comprometió de manera oral. En noviembre de 2002, Chris Paul firmó una carta de intencions con Wake Forest. “Papa Chilly” sonreía de oreja a oreja con orgullo, y tras la ceremonia, Paul le colocó con sombrero de Wake Forest en su cabeza.

Sin embargo, en menos de 24 horas, la vida de Chris Paul pegó un vuelco cuando su abuelo de 61 años, Papa Chilly, fue atracado y asesinado por una pandilla de jóvenes que entraron a robar a su casa. Chris y su familia quedaron destrozados. Cerca de 2.000 personas acudieron al funeral. Chris estaba aturdido, pero una sugerencia de una tía lo despertó. Esta le sugirió que para el próximo encuentro ante Parkland High anotara 61 puntos en honor a su abuelo.

Antes de comenzar ese partido, le dijo a su entrenador que iba a hacer algo especial. En una prodigiosa actuación, anotó un punto por cada año de vida que vivió su abuelo, fallando un tiro libre adrede y pidiendo el cambio acto seguido para no pasar de los 61 puntos. Se fundió en un emocionadísimo abrazo con sus padres, que estuvieron siguiendo el partido junto al banquillo, nada más abandonar la cancha.

Fuente: Wikipedia