Canarismos: Lesson Faif (5). Modo Imperativo

30 marzo 2010

Buenos dias niños y niñas. Después de muchos meses, retomamos los canarismos. Todos atentos que al final pregunto, ¿eh?. Comenzamos

Hoy daremos las diferentes maneras de utilizar el modo imperativo en las islas. ¿Qué es el modo imperativo, Alfredito?

Emmm.. es… cuando… un emperador…

Mal, te quedas sin recreo. ¿Si, Laurita?

Es un modo gramatical empleado en numerosas lenguas para expresar mandatos, órdenes o solicitudes taxativas, señor don profesor.

Muy bien Laurita. Clavado a la Wikipedia. ¿Lo has mirado ahí?

No, señor don profesor. ¿Usted si?

No Laurita.

¿Entonces cómo sabe que está igual que en la Wikipedia, señor don profesor?

Castigada sin recreo… Continuemos. Como bien decía vuestra compañera, utilizamos el modo imperativo cuando queremos instar al interlocutor a que realice una acción. Veámos como se utiliza en Canarias:

Vámonoslos: Muy utilizada en todo el archipiélago. Como bien indica, viene a significar “abandonemos este lugar”, pero lo realmente característico es el uso del “los” final, que acentúa aun más la necesidad de expresar que “nos vamos todos nosotros”. Naturalmente, tenemos que tener en cuenta que las dos “s” de la palabra resultan aspiradas tal y como mandan los cánones del acento canario, por lo que se pronunciará “vámonohloh”.

Vétete: De nuevo, aquí la inclusión del “te” final sirve para subrayar el hecho de quien se tiene que mover. “Véte tu” viene a significar el vocablo. Normalmente, esto incluso puede quedarse corto y podemos asistir atónitos al añadido de otro sufijo cuando el interlocutor se niega a abandonar el lugar y responde para que lo haga el primer individuo. Procedamos a un ejemplo para explicarlo mejor:

Individuo 1: – ¡Vétete!

Individuo 2: – ¿Yo? ¡Vétetetu!… ¡mia tu pa él!

(marcha)te()te()tu(si, tú). ¿Verdad que la gramática es apasionante?

Lo de los sufijos es un tema ciertamente interesante, ya que la misma palabra puede cambiar totalmente de significado sólo cambiándole el sufijo. Así, “Súmbate” signifícate “lánzate” (al mar, a la piscina…) mientras que “Súmbale” significa “agrédele, propínale un puñetazo”. Normalmente para evitar confusiones se suele aclarar quedando la frase “Súmbale una trompá/cogotaso/galletaso

"Súmbale Tanausú!"

"Súmbale Tanausú!"

Entramos entonces en la zona en la cual el sujeto empieza a denotar enojo. El canario no es un ser agresivo pero puede mostrarse contrariado en multitud de ocasiones sobretodo cuando es molestado. Entonces recurre a expresiones más elaboradas:

¡Arranca!: Forma de expresar molestia por la presencia de algún sujeto no deseado, aunque se suele utilizar también como respuesta a un comentario difícil de creer. Volviendo al tema de incitar a la movilidad de un individuo molesto, el “¡Arranca!” puede sufrir alteraciones, como el conocido “¡Arrancapayá!“, “¡Arrancapalcarajo!” o la conjunción de ambas “¡Arrancapayápalcarajo!”. Menos utilizada es la expresión “Arrancapaldiablo” o “Arrancacolchón”, ésta última incluye incluso un insulto (colchón significaría vago).

¡Mándate a mudar!: Adaptación del término “¡que te pires!”, “que te largues”. Aquí tiene además otra acepción: “dimita usted de su puesto de trabajo”, sobretodo si lo emplean murgas o aficionados de algunos deportes. Es curioso que la expresión se utilice en Canarias casi con exclusividad, ya que “mudar” (cambiar de sitio, de vivienda) si que se utiliza en toda España. Añadir al final “colchón”, “gandúl” o “arretranco” siempre le dará el toque despectivo que nos ayudará a conseguir el fin que buscamos.

¡Camina!: Véase ¡Arranca!

¡Arranca!

¡Arranca!

¡Quitesemelantre!: “Salga de mi vista”. La frustración y el evidente estado de nerviosismo de quien pronuncia la frase se ve reflejado en la incorrecta construcción de la forma imperativa. Por partes: Quitese(salga usted)m(de mi)elantre(de enfrente). Descubrimos, no sin asombro, que la “e” sirve para los dos propósitos “me” y “elantre“. Ciertamente, apasionante.

A ver Arturo. Ponga en práctica lo aprendido. Construya una oración,

– ¿Yo? ¡Vétete a la mierda!

Vétetetu Arturito… Vétetetu.

Pues bien, aquí concluye la clase de hoy. Otro día más.

Arturo, Laura y Alfredo… a mi despacho.

Licencia Creative Commons

Anuncios

Leyendas Guanches (VI): La Leyenda de Amarca

12 junio 2009

En viejos romances canarios corría de boca en boca la triste historia de Amarca, la celebrada doncella indígena. Tan gallarda era su figura, tan peregrina su belleza que llegó a ser envidiada de todas las doncellas. Tenía su morada en las bellas alturas de Icod. Su rústico albergue parecía como un nidal colgado en las crestas de la montaña, para sustraerse a las miradas y a la ambiciones esas aves rapaces, embaucadoras, que se llevan a las muchachas guapas.
Hasta el rústico hogar de la doncella llegó un día Belicar, el último Mencey , Rey y señor de estos dominios de Icod y quedóse atónito y deslumbrado ante la extraordinaria belleza de la joven. Desde aquel día memorable acrecentóse su fama y corrió como fausta noticia por todo el Menceyato.

Belicar, Mencey de Icod

Belicar, Mencey de Icod

Una condición tenía la moza que contrastaba con lo humilde de su linaje: su natural altivo y desdeñoso. Amarca veiáse continuamente asediada de amores por muchisimos hombres y otras tantas sembró el dolor y la decepción en sus amantes. ¿ A quién amará Amarca?, preguntabánse intrigada los zagales. ¿Para quién será el corazón de aquella belleza hija del Teide?. Guarecida a las faldas del coloso siempre entre las nieves.
Lo Sorprendente nueva no se hizo esperar mucho tiempo. Uno de los más aguerridos vasallos del Reino, Garigaiga, el pastor, había enloquecido por Amarca. Amarca esquivaba su cariño; repudiaba su pasión local, desenfrenada. Repelía al hijo del Volcán, el de la tez hirauta y morena y los brazos recios como robles.
Enloquecido por el dolor de verse desdeñado, una tarde mientras los horizontes teñíanse de sangre y el sol moribundo plateaba las aguas del Océano como un riera de luna en una noche de misterio, vióse que Garigaiga, en el borde de un alto precipicio, agitaba sus brazos como banderas en la premura.
Vióse arquear el cuerpo hacia delante, hundir la cabeza sobre el pecho y partir veloz hacia el abismo. La noticia del trágico suceso no tardó en extenderse por todas partes. Las mujeres, culpaban su egoísmo, y a sus desdenes atribuían la muerte del pastor.
De pronto Amarca desapareció, nadie sabía cual había sido el destino de la doncella. Sólo un anciano que una mañana la había visto descender de las cumbres y caminar como una sonámbula hasta las orillas del mar, hallabase en posesión del secreto. Qué no la buscasen, más parecía decir sus labios fríos y trémulos plegados para siempre y el anciano aquél lo contó todo. Una semana al brillar los primeros destellos del sol, vio que Amarca se arrojaba al abismo, y después de luchar con el bravo oleaje, llevábasela mar adentro una ola alegre y corretona como un niño.

Era la época del “Beñesmen”, de la sazón y de la riqueza de las mieses, eran los días de placidez y de luz, y todo sumióse en sombras y lágrimas… Amarca había aparecido muerta sobre las arenas de la playa, la habían matado un remordimiento muy hondo. El Mencey Belicar mandó que se cantasen tristes endechas; que se encendiesen luminarias en los cerros, y que los más fornidos mozos, como real costumbre en los días aciagos, azotasen con sus varas las aguas del mar. Mandó también que se ungiese su cuerpo con los más olorosos perfumes, que no en vano era la flor más preciada de la comarca.

Al cabo de los años cuando algún nocturno caminante cruzaba las cumbres del Teide, un lamento extraño escalofriante, deteníale acongojado. Era una voz débil, apagada, dolorida, que se aparecía surgir del fondo del barranco. Era aquel mismo clamor de súplica, de pena, de trágica agonía que tantas veces balbucearan los labios febriles de Garigaiga, el loco: “Amarca……hermana Amarca”.

Fuente: http://icodelosvinos.iespana.es


Leyendas Guanches (V): Garoé

16 abril 2009

Toca otra de las leyendas guanches, esta vez, la que habla del mítico Garoé, y que se sitúa en la isla de El Hierro.

foto_garoe2

LA LEYENDA DE GAROÉ

“Cuentan numerosos historiadores que en tiempos de la conquista hubo en la isla de Hero, (Hierro en la actualidad) un árbol al que los naturales llamaban Garoé, y no conocían los estudiosos otro árbol similar en todo el archipiélago o tierra conocida. Este era capaz de destilar el agua de las brumas que llegaban a él, por sus grandes hojas, siendo esta recogida en unas oquedades hechas en el suelo por los naturales de la tierra. No había más agua en Hero que la que destilaba el Garoé. Era por ello que los Bimbaches adoraban a este árbol como si de un dios se tratase, velando siempre por su bienestar y seguridad.
No obstante cuando vieron llegar a los conquistadores al puerto de Tecorone (hoy de “La Estaca”), temieron por su propia libertad y reúnen en Tagoror a toda la isla, pues no era la primera vez que los barcos piratas llegaban a aquellas islas para diezmar a su población vendiéndola como esclavos en países allende el mar. En dicha asamblea se llega a la resolución de que se deben cubrir las copas del Garoé para que no sea descubierto por los extranjeros, ya que de no encontrar agua posiblemente se fueran, abandonando la empresa de conquistar la isla .
Todo se hizo según lo acordado, y habiendo guardado reservas de agua lo suficientemente importantes como para no volver al Garoé en varias semanas e imponiendo la horca a quien revelase tan preciado secreto, vieron como la expedición franco-española de Maciot Bethencourt comenzaba a sufrir las penalidades de la sed. Fue entonces cuando una aborigen, Agarfa, se enamoró de un joven andaluz de dicha expedición, y dejándose llevar por el amor que le profesaba reveló el valioso secreto del Garoé sin pensar que con ello estaba condenando a todo su pueblo a perder la libertad.
Estando Maciot al tanto de la buena nueva, sabía que la conquista de la isla estaba próxima. Por contra los bimbaches, viendo como su árbol sagrado estaba en manos extrañas decidieron ajusticiar a Agarfa secuestrándola del campamento extranjero en donde se encontraba, ahorcándola el rayar el alba del día siguiente.
Días más tarde Armiche (Mencey, Rey de Hero) rinde homenaje al conquistador Maciot de Bethencourt y al poco tiempo fue cautivo junto a sus más fieles vasallos, por los mismos que le habían prometido amistad y cordialidad, marchando con él, la libertad y majestad del último mencey de Hero.”

Extraído de: http://www.foros.net/viewtopic.php?p=15618&mforum=cvtenerife


Canarismos: Lesson For (4)

24 febrero 2009

Hoy, trataremos una expresión traida expresamente de La Gomera.

Al estar mi hermano en la isla colombina, coincidió con que eran las fiestas patronales de su capital San Sebastián. Preocupado por la afluencia de público a dicho evento, mi hermano le preguntó a un lugareño si esa noche acudiría mucha gente a la verbena, a lo cual el afable gomero contestó:

Uy! Eso va a estar prensado que va a dar temor!

Analicemos la frase:

– “Uy!_“: Expresión típica gomera. Se utiliza casi para todo, desde mostrar asombro a incertidumbre. Ojo, solo un/a gomero/a es capaz de darle la entonación adecuada para que quienquiera que le oiga sepa exactamente qué quiere decir con ello. Por no saber entonarlo adecuadamente, ningún otro canario puede entonar un Uy! y que quede bien en una frase.

-“_eso va a estar prensado_“: Se refiere a que dicha verbena va a acudir una importante cantidad de personas, por lo cual si vas, vas a hallarte “prensado” (apretado) por tal afluencia de gente.

-“_que va a dar temor“: Contrariamente a lo que se pueda pensar, no se refiere a que temerás por tu vida ante tal aglomeración de personas. Ésta expresión es una derivación del canarismo “que da miedo” o “que da miedo verlo”, que viene a significar algo así como “mucho”, “abundante”.

Ejemplos:

Canarismo: Esa piba está buena que da miedo /está buena que da temor
Traducción: Esa joven fémina está muy de buen ver físicamente.

Le pisó al coche que da miedo /que da temor.
Ha ido a una velocidad extremadamente alta con su vehículo.

Tengo un hambre que da miedo / que da temor
Tengo mucha hambre

Ojo, es correcto el término “La película me dio miedo que da miedo“. La redundancia en dicho caso, es incluso beneficiosa para los propósitos de la frase.

Bueno, deseando haber ampliado vuestros conocimientos en Canarismos, aquí me despido hasta la próxima ocasión.
Saludos!


Leyendas Guanches (IV): La Muerte de Doramas

10 febrero 2009

Hoy es el turno de contar la historia de Doramas, Guanarteme (mencey, rey) grancanario.

Desde las alturas de Arucas, Doramas ,el Guanarteme de Telde hostigaba sin cesar las tropas de Pedro de Vera. El conquistador español,dispuesto a terminar cuanto antes con esta situación,desplegó a sus hombres en un cerro cercano a donde Doramas tenía sus guerreros. Desde allí ambos ejércitos se contemplaban en espera de la batalla decisiva.

Fue entonces cuando se oyó a Doramas lanzar un grito poderoso,desafiando a Pedro de Vera, invitándole a luchar ellos dos de modo que aquel singular combate dirimiera el resultado de la lucha sin derramar la sangre de más isleños o más castellanos.

Sin embargo, Pedro de Vera, aconsejado por sus hombres, desestimó el desafío,pero no impidió que uno de sus hombres, el hidalgo Juan de Hozes, abandonara sus filas y se lanzara a caballo en contra de Doramas. No tardó mucho tiempo el caudillo canario en frenar la acometida, pues con un certero lanzado lo mató.

Ante esto, Pedro de Vera, cegado por el furor, arremetió contra Doramas. Lucharon ambos durante mucho rato sin que la lid pareciese tener un claro vencedor… De repente, en uno de los lances de la batalla, uno de los escuderos del castellaño hirió a Doramas por la espalda, el cual cayó a tierra sangrando y moribundo. Desde allí increpó con desprecio al conquistador su traición:
-“No me has vencido tú, sino la traición del que me ha herido”

Pedro de Vera ordenó que le cortaran la cabeza y la clavaran en una pica. Así la llevaron al Real de Las Palmas, exhibiéndola como un macabro trofeo.


Canarismos: Lesson Zrí! (3)

29 enero 2009

Ronda Rápida!

¡Déjate dir!: Expresión utilizada para tranquilizar, para indicar que nuestro interlocutor se tome con calma una situación.

Esmocharse: Chocar, tener un accidente.

Cho / Cha: Anteposición que indica un tratamiento diferencial a las personas mayores, normalmente que superen los 65 años y lleven sombrero o boina (ellos) o ropa de luto negra (ellas). Ejemplos: Cho Ramón, Cha Domitila, Cho Fulgencio, Cha Maria. Volver a destacar el hecho que sólo se utilice con personas mayores. Aun no se ha constatado ningún Cho Kevin ni ninguna Cha Vanessa. Tiempo al tiempo

Arretranco: Dícese de la persona no válida, pendenciera, irresponsable de sus actos.

Trompada: Golpe propinado normalmente con el puño que llega a la “trompa”, sinónimo de rostro.

¡Ños!: Expresión de sorpresa, asombro.

¡Ñiiiios!: Expresión también de sorpresa, pero con un grado superior al anterior vocablo.

Ejemplo de uso de la lección dada hoy:

Ños, Jonay es un arretranco. Le pegó una trompada a Cho Antonio porque se esmocharon cuando el viejito se despistó sacando el coche del garage.
Ñiiiios! ¡Jonay, déjate dir!

Jonay erpapi Correa

Jonay alias "erpapi"

Hasta aquí la lección de hoy.

La lección del mes que viene la dedicaremos a la variante gomera del canario.

Licencia Creative Commons


Canarismos: Lesson Chú (2)

26 diciembre 2008

¡Buenos dias niñoooos!

Hoy toca estudiar la palabra Enchocharse.

Enchocharse significa enamorarse. Pero no enamorarse de una forma idílica, romántica. Enchocharse hace referencia a ese enamoramiento en el cual sólo vives por y para ese chocho… Siendo dicho chocho la “piba” (pretendida).

Ojo, no confundir chocho (muchacha pretendida) con chocho (altramuz, legumbre muy utilizada como snack en muchos bares canarios)

Lo digo porque si nos referimos a dichos chochos, “enchocharse” vendria a significar comer chochos, lo cual por muy divertido que suene, no tiene nada que ver con la acepción explicada al inicio de la entrada.

Usos:
Frase Normal: “Amigo, estás pesadamente enamorado de esa chica”
Frase acanariada: “Niño, no estás enchochao ni ná!”

El mes que viene, más.