La intrigante historia de… mi pizzero

19 febrero 2011

Digan lo que digan, definitivamente hay que erradicar la piratería de internet. Si, de verdad. Porque no puede ser que esos pobres actores tengan que pluriemplearse para poder mantener su nivel de vida. ¿Cuánto te crees que cuesta un repuesto de Lamborghini? Pues mucho dinero… ¡mucho! ¿Te haces una idea la cantidad de cal que necesita una piscina de una estrella de Hollywood? Esas mansiones con 12 baños necesitan mucha lejía… Y eso señores, hay que pagarlo.

La piratería provoca que muchos señores ricos no puedan mantener ese nivel de vida, ese dinero que te ahorras descargándote algo no les llega. Y se tienen que ganar la vida como cualquier hijo de vecino. Por ejemplo ese gran George Clooney. Tipo serio, comprometido con mil y una causas… que ha tenido que prostituir su imagen posando como modelo para las cajas de las pizzas de un restaurante de aquí al lado. ¿Que no me crees?:

Esa pobre estrella sufriendo la humillación del que cae a lo mas bajo de su profesión por vuestra culpa, internautas sin corazón. Esa imagen con manchas de grasa y tufillo a champiñones. Espero que no puedan conciliar el sueño pensando en que por vuestra culpa, George Clooney ha pasado de las portadas de Vanity Fair a las del Pizza Exprés…Pobre y triste artista que acepta cualquier empleo para poder seguir siendo lo que un dia fue…

Emmm… bueno… ahora que lo pienso… O eso, o que los de la empresa que hacen las cajas de pizzas robaron la imagen de cualquier web y la utilizaron por su cara bonita (nunca mejor dicho) sin que el bueno de “Yoooors” ni sus abogados se hayan enterado…

Sea como sea, todos piratas.

 

Anuncios

La intrigante historia de… la moda yonki

10 octubre 2010

Hace poquitos dias estuve en una tienda de ropa “fashion”. Si, ese tipo de tiendas donde hay ropa que tanto a tu madre como a tu novia le encantaría que llevases “porque así visten los de Hombres, mujeres y viceversa“.

Yo no tengo ni idea de moda, es una de esas cosas que se me escapan y que me aburre intentar entender simplemente porque muchas veces llega a un extremo absurdo. Y como soy un muchachito de ciencias, dejo pruebas pa’que luego no digan que hablo por hablar:

A ver… ¿¿son cosas mias o Bershka esta vendiendo chaquetas de chandal de yonkis?? ¿Tiene la cadena de ropa un convenio con Proyecto Hombre? El slogan sería algo asi como “Be yonki, pero fashion!” ¿De verdad alguien pagaria por comprar eso?

Yo llegué a pensar que aquello podia ser una cámara oculta…


La intrigante historia de… lo nuestro

28 mayo 2010

Llevo unas semanas “todo roto” con Facebook… porque me he dado cuenta de que no sólo es una red social… no se cómo decirlo… pero creo que mi Facebook es mi novia. Como en estos casos, no se realmente como acabamos saliendo. Conocía la página por amigos comunes pero nunca la vi de esa forma especial.

En ese tiempo yo salía con otra que se llamaba Tuenti, pero las cosas llevaban un tiempo sin funcionar. Tuenti no se arreglaba para mi, siempre haciamos las mismas cosas: etiquetar, comentar y rechazar invitaciones inútiles. Y eso hacía que muchas veces acabásemos discutiendo. La rutina había hecho mella y no hacíamos nada diferente durante semanas… ella me lo recordaba continuamente y me cabreaba porque iba de víctima: se quejaba de la situación pero no hacia nada por cambiarla, no me proponía hacer otras cosas.

Facebook respetó mi relación con Tuenti, se mostró comprensiva y siempre estuvo ahí apoyándome. La cosa con Face (le gusta que la llame así) empezó como una simple amistad. La verdad es que yo aprovechaba cualquier excusa para escaparme un ratito y hablar con ella: Un cumple de un amigo que no conocía a Tuenti, un grupo de “señoras que” simpático. ¡Era genial! Reconozco que al principio me abrumaba tantas opciones, pero estaba acostumbrado al tema único de Tuenti mientras que Face me daba todo lo de Tuenti y mil cosas más. Tengo que reconocer que además de todo lo que me ofrecía, también me influyó lo que opinaban mis amigos. Todos me decian que me veía mas feliz con Face, que era más completa…

Así que empecé a quedar mucho mas a menudo con Facebook, mientras que me iba distanciando de Tuenti. Hasta que no pude seguir sosteniendo aquella mentira y tuve una discusión con la española. Todo surgió porque me olvidé la contraseña y me hizo ir a recuperarla a sitios donde nunca pensé que llegaría a estar, así que me cansé y le dije que habíamos acabado. “¡Si lárgate, hay millones como tú!” recuerdo que me gritó con rabia.

Facebook se portó muy bien conmigo, me ayudó en todo lo posible y quedaba conmigo para intentar animarme jugando al Farm Ville. Fueron unas semanas dolorosas, pero con su ayuda vi la luz… y empecé a disfrutar plenamente de su amistad. Y así, muy lentamente me di cuenta de que realmente me gustaba. Empecé a regalarle videoclips con canciones de amor, hacíamos cosas juntos. Empezamos a salir y lo hicimos oficial cambiando mi estado. Todos mis amigos se alegraron por lo nuestro y nos lo hicieron saber con un “Me gusta”. ¡Cuanta felicidad! Me dijeron que Tuenti supo lo nuestro e intentó volverme a recuperar a la desesperada creando grupos.

– “¿Ahora? ¿Creas grupos ahora, Tuenti? Ya es tarde para nosotros.” Le dije.

Y aquí estoy. Llevo unos meses con Facebook y la cosa va bien entre nosotros. De hecho ya tenemos dos grupos. Se llaman “Mio mio y na mas que mio” el mayor, que tiene 211 fans y “Yo también respondí con un gracias a un Te Quiero“, que sólo tiene 52. Nos dicen mucho que tienen el ingenio de su padre pero son guapos como su madre.

Somos felices. Pero últimamente han aparecido ciertas cosas que hacen que recuerde malas experiencias que pasé con Tuenti. … Por ejemplo la típica pregunta:

¿Qué estoy pensando? ¿De verdad necesita saber a cada momento en qué estoy pensando?. A ver, espero que no se lo tome a mal, pero es que ni yo sé en lo que estoy pensando… O no me paro a pensar en lo que pienso. ¿¿Por qué ella quiere saberlo??

Otra situación de pareja rara:

¿A que os ha pasado? Primero te lanza la pregunta de si tienes planes para a continuación recordarte como de pasada que ya habias hecho planes para ir a un cumpleaños de su amiga. Es el mítico “pregunto y después recuerdo”. Mi teoría es que lo pregunta con maldad para ver si me acuerdo de que tenemos que hacer algo juntos. Si no te acuerdas, lo siguiente será el siempre recurrente “ah claro, de los cumpleaños de tus amigos si que te acuerdas…“. Be afraid, que dirian los hijos de Shakespeare.

Pero pese al tiempo que llevamos juntos, aún descubro cosas sobre Face. Lo último fue romper el tabú del tamaño. Intenté subir una foto, pero fue demasiado. Me avisó con un tímido mensaje:

A ella (no) le gustan grandes

(Haz click sobre la imagen para verlo “tamaño real”)

Y ahí seguimos. Tenemos los típicos roces de pareja como cuando te etiquetan en una foto en la que sales realmente mal… Ella no te defiende y le parece gracioso avisar a todos tus amigos para que vean la dichosa foto. Pero todo se soluciona. Lo hablamos y seguimos para adelante.

Las relaciones de pareja son complicadas y cada una tiene su propia historia. Esta es la mia con Facebook…

Licencia Creative Commons


La intrigante historia de… mi nevera

28 abril 2010

Cuando me fui a vivir solo no sabía que lo más que iba a echar de menos era tener una nevera que se llenase sola, como por arte de magia. No se si te has dado cuenta pero cuando en la nevera de casa de tus padres coges un yogur (si, se escribe así que lo he buscado en la RAE…) al día siguiente ves que otro yogur sustituye a ese anterior. ¿Magia? ¿Elfos domesticos a lo Harry Potter? Inquietante sin duda, amigos de la nave del misterio…

Pero cuando te vas a vivir solo, eso lo pierdes. La comida no viene sola… por eso la imagen que suele presentar mi nevera es más o menos la siguiente:

Triste, fría, vacía, casi sin vida… Lo normal, vamos.

Pero el domingo pasado, llegué a mi piso. Por puro reflejo, lo primero que hice fue entrar en la cocina y abrir la nevera. No se por qué lo hice si no había hecho la compra… pero el sentimiento que tuve fue como volver a aquellos mañanas de Reyes hace años…

Entonces, como es habitual en mi en estos casos intrigantes, comenzaron a surgir frases en mi cabeza analizando la situación:

  • “Pero… ¿me he equivocado de piso? Igual estoy en el 2º E… No puede ser… abrí con la llave… No me he tropezado con nadie ajeno…”
  • “¿Leche desnatada? ¿A que tengo una novia viviendo conmigo y no me he dado cuenta?”
  • “No, novia no tengo porque debajo hay un queso enorme… Me prohibiría acercarme.”
  • “Pues sobrinos igual si tengo porque toda esa bollería…”
  • “¿Fruta?”
  • “Uy mira… ensalada… ¿Estoy a dieta?”
  • “¿¿Danacol??”
  • “Esos huevos no son los de Kinder… ”
  • “¿Zumo de piña? ¿Desde cuando me gusta la piña? A mi madre si, pero a mi… un momento… ¿mi madre?

La pista del zumo de piña me hizo coger el móvil y llamar a mi madre.

– “Oye, ¿tu pasaste este fin de semana por el piso?”

– “Que pena lo sucio que lo tienes, ya podrías limpiarlo un fisco, sacar la basura. ¿Y si va alguien de fuera? (Tendrá que pedirme las llaves, ¿no?). Por cierto, tenías la nevera que daba pena verla y te dejé una compra, que no estás comiendo nada. Y me traje a casa todos los tuppers que no me devolviste. ¿Ya comiste? Mira que te dejé Danacol…”

Y así en un ratito se resolvió el misterio de la nevera,  el misterio de la bolsa de basura desaparecida y el misterio de la mesa de estudio que se ordenaba sola.

Aunque hubiese preferido a los elfos… hubiesen tenido el detalle de dejar algun Kinder….


La intrigante historia de… Elvis aparecido

25 marzo 2010

Si amigos: Elvis se me ha aparecido.

La cosa es que me acosté en el salón de mi casa a dormir la siesta…  me despierto y sin moverme, abro un ojo y le veo a Él:

Bueno… así a lo loco y sin que el ojo se te acomode a los “floridos” motivos del estampado, creo que es un poco dificil distinguir a su majestad el Rey. Si, teneis razón… sólo llama la atención la manzana grande del centro y quizás los dos ojos de búho de abajo… pero fijaos más a la derecha. Hago un primer plano:

¡Ahí está! Un Elvis Presley ya en su época tardía en la que cantaba en los casinos de Las Vegas regordete y sudoroso está estampado en el sillón de mi casa. Yo le miré, Él me miró y se me encogió el corazón… Me sentí cual pastorcillo de Fátima (si no te sabes esta referencia, haber puesto más atención en catecismo, furro!).

He pensado que suele ser común ver que en México alguien descubra una imagen de Santa Repanchigada en una galleta o al partir una guayaba por la mitad. Suelen meter en una caja de metacrilato la galletita y luego a cobrar la entrada (o la voluntad) de “cienes y cienes” de fans… perdón, peregrinos. ¡Yo podría hacer lo mismo! Me haré rico y entonces le pagaré a alguien para que me pague por seguir haciendo el blog… ¡Me sería rentable! ¡¡Escribiría a diario!!

Bueno, tengo que dejar ya de escribir que me toca la medicación.


La intrigante historia de… los Smiley de mi baño

20 enero 2010

Otro mes más encuentro algo en mi piso que me intriga.

Cada vez que me ducho me encuentro que en la cortina de mi baño hay “cienes” de caritas que me miran descojonándose.

😀

Se supone que estos adornos de la cortina de mi ducha deberían representar unas burbujas, el azul del mar, la tranquilidad… que se yo… Pero no. Con el tiempo, cada burbuja ha ido convirtiendose en curiosas caritas que se rien de quien utilice el baño. Como veis, lo chungo no es sólo que se rian, sino es que encima lo hacen como con maldad… Y eso duele. ¿Qué ven que les hace tanta gracia? ¿A que vienen esas muecas? Claro, que bien pensado… ¿no sería peor encontrarme con un smiley del estilo 😦 en plan pobre chaval?

Seguiré investigando…


La intrigante historia de… los Kinder

18 diciembre 2009

Hoy me he comprado mi dosis diaria de “droja” y me he llevado una sorpresa:

Parece ser que alguien metió al revés los kinder en la máquina que los empaqueta y todo ha venido “de culo”. ¿Tontería? Si, pero para mí es un cambio tremendo. Es como si a un yonki le vendiesen leche en polvo… mas o menos…

Pero el verdadero caso intrigante es lo que encontré hace unas semanas en la red:

Noticia completa AQUI

No! Dios! No!!

Pero vamos a ver… ¿Por qué? Si los de mi generación no nos matamos a nosotros mismos, que ya como generación fuimos de lo peorcito… ¿de verdad me estás diciendo que los niños de hoy en día AÚN son más TONTACOS y hay que protegerles hasta de los kínder sorpresa? ¿Pero de verdad es necesario?

En serio, como prohíban los Kinder huevo, me cargo a alguien. Si, es una amenaza. Queda dicho.