La intrigante historia de… lo nuestro


Llevo unas semanas “todo roto” con Facebook… porque me he dado cuenta de que no sólo es una red social… no se cómo decirlo… pero creo que mi Facebook es mi novia. Como en estos casos, no se realmente como acabamos saliendo. Conocía la página por amigos comunes pero nunca la vi de esa forma especial.

En ese tiempo yo salía con otra que se llamaba Tuenti, pero las cosas llevaban un tiempo sin funcionar. Tuenti no se arreglaba para mi, siempre haciamos las mismas cosas: etiquetar, comentar y rechazar invitaciones inútiles. Y eso hacía que muchas veces acabásemos discutiendo. La rutina había hecho mella y no hacíamos nada diferente durante semanas… ella me lo recordaba continuamente y me cabreaba porque iba de víctima: se quejaba de la situación pero no hacia nada por cambiarla, no me proponía hacer otras cosas.

Facebook respetó mi relación con Tuenti, se mostró comprensiva y siempre estuvo ahí apoyándome. La cosa con Face (le gusta que la llame así) empezó como una simple amistad. La verdad es que yo aprovechaba cualquier excusa para escaparme un ratito y hablar con ella: Un cumple de un amigo que no conocía a Tuenti, un grupo de “señoras que” simpático. ¡Era genial! Reconozco que al principio me abrumaba tantas opciones, pero estaba acostumbrado al tema único de Tuenti mientras que Face me daba todo lo de Tuenti y mil cosas más. Tengo que reconocer que además de todo lo que me ofrecía, también me influyó lo que opinaban mis amigos. Todos me decian que me veía mas feliz con Face, que era más completa…

Así que empecé a quedar mucho mas a menudo con Facebook, mientras que me iba distanciando de Tuenti. Hasta que no pude seguir sosteniendo aquella mentira y tuve una discusión con la española. Todo surgió porque me olvidé la contraseña y me hizo ir a recuperarla a sitios donde nunca pensé que llegaría a estar, así que me cansé y le dije que habíamos acabado. “¡Si lárgate, hay millones como tú!” recuerdo que me gritó con rabia.

Facebook se portó muy bien conmigo, me ayudó en todo lo posible y quedaba conmigo para intentar animarme jugando al Farm Ville. Fueron unas semanas dolorosas, pero con su ayuda vi la luz… y empecé a disfrutar plenamente de su amistad. Y así, muy lentamente me di cuenta de que realmente me gustaba. Empecé a regalarle videoclips con canciones de amor, hacíamos cosas juntos. Empezamos a salir y lo hicimos oficial cambiando mi estado. Todos mis amigos se alegraron por lo nuestro y nos lo hicieron saber con un “Me gusta”. ¡Cuanta felicidad! Me dijeron que Tuenti supo lo nuestro e intentó volverme a recuperar a la desesperada creando grupos.

– “¿Ahora? ¿Creas grupos ahora, Tuenti? Ya es tarde para nosotros.” Le dije.

Y aquí estoy. Llevo unos meses con Facebook y la cosa va bien entre nosotros. De hecho ya tenemos dos grupos. Se llaman “Mio mio y na mas que mio” el mayor, que tiene 211 fans y “Yo también respondí con un gracias a un Te Quiero“, que sólo tiene 52. Nos dicen mucho que tienen el ingenio de su padre pero son guapos como su madre.

Somos felices. Pero últimamente han aparecido ciertas cosas que hacen que recuerde malas experiencias que pasé con Tuenti. … Por ejemplo la típica pregunta:

¿Qué estoy pensando? ¿De verdad necesita saber a cada momento en qué estoy pensando?. A ver, espero que no se lo tome a mal, pero es que ni yo sé en lo que estoy pensando… O no me paro a pensar en lo que pienso. ¿¿Por qué ella quiere saberlo??

Otra situación de pareja rara:

¿A que os ha pasado? Primero te lanza la pregunta de si tienes planes para a continuación recordarte como de pasada que ya habias hecho planes para ir a un cumpleaños de su amiga. Es el mítico “pregunto y después recuerdo”. Mi teoría es que lo pregunta con maldad para ver si me acuerdo de que tenemos que hacer algo juntos. Si no te acuerdas, lo siguiente será el siempre recurrente “ah claro, de los cumpleaños de tus amigos si que te acuerdas…“. Be afraid, que dirian los hijos de Shakespeare.

Pero pese al tiempo que llevamos juntos, aún descubro cosas sobre Face. Lo último fue romper el tabú del tamaño. Intenté subir una foto, pero fue demasiado. Me avisó con un tímido mensaje:

A ella (no) le gustan grandes

(Haz click sobre la imagen para verlo “tamaño real”)

Y ahí seguimos. Tenemos los típicos roces de pareja como cuando te etiquetan en una foto en la que sales realmente mal… Ella no te defiende y le parece gracioso avisar a todos tus amigos para que vean la dichosa foto. Pero todo se soluciona. Lo hablamos y seguimos para adelante.

Las relaciones de pareja son complicadas y cada una tiene su propia historia. Esta es la mia con Facebook…

Licencia Creative Commons

Anuncios

4 Responses to La intrigante historia de… lo nuestro

  1. Frincho dice:

    tus amigos solo keremos lo mejor pa ti. La ke este contigo esta bien pa nosotros XD

  2. maria dice:

    pues a mi me consta que sigues quedando con tuenti… venga explicale eso a Face ahora…

  3. gabri_fenix dice:

    A ver si face va ser una de estas que al principio van a lo “hazte fan” y cuando ya te tienen pillado descubres que en realidad va de “me gusta”

  4. Y2JuanLu dice:

    jajajaja q grande Servan!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: