La intrigante historia de… mi garage


Dejando la moto en el garage comunitario de mi edificio, al salir me encontré éste cartel.

Hay que tener en cuenta que sólo se puede entrar y salir por la puerta de acceso, no hay otras puertas… Entonces… ¿¿qué hago?? ¡Es un contrasentido! Si me aseguro de cerrar la puerta del garage antes de abandonarlo, me quedaré encerrado! ¿Acaso el dueño del edificio cree que además de “sablarme” 60 euros por el parking, voy a caer también en ésto y me encerraré a mi mismo? ¿Intenta tener a todos sus arrendatarios encerrados para cobrar éste mes, eh? ¡Ja! Yo soy mucho mas listo que Usted, dueño-señor-mayor-rico…

He intentado cerrar la puerta mientras estaba dentro y salir corriendo, pero la puerta tiene un sensor y se volvia a abrir cuando pasaba… Cachis… Buena jugada, Dueño-señor-mayor. Entonces he intentado cerrarla desde fuera, pero eso no es lo que dice el cartel, ya que lo he hecho “después” de abandonar el garage… no vale…

Al final me he arrinconado entre los coches en posición fetal y he llorado… Jodido dueño-señor-mayor y sus carteles destrozalógicas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: